miércoles, 4 de abril de 2018

World Drug Report 2017


En 2017, se disparó el tráfico de fentanilo y heroína, opioides fatales, de México a Estados Unidos, afectando la salud pública en toda América del Norte. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) es un órgano de fiscalización independiente establecido por la Organización de las Naciones Unidas hace 20 años, y en su investigación anual intitulada World Drug Report, donde se analizan las causas y los efectos del tráfico de drogas a nivel mundial, se reveló que la mayoría de la reexpedición de las drogas sintéticas tienen cede en México, en el caso del fentanilo, éste inicia desde China. El reporte es alarmante, puesto que no solo coloca a México como foco del problema, sino que pone a pensar en la gran cantidad de sangre que se ha derramado en América del Norte por una guerra sin cuartel. Como era de esperar, la JIFE insta, a lo largo de sus cinco volúmenes del reporte, a la cooperación de los países para considerar los efectos de los opioides, los cuales han cobrado más de 45 millones de vidas sanas por su uso normal o desmedido, es decir, que mueran los consumidores por hepatitis C y/o por VIH, o por sobredosis. Asimismo, se reporta que el tráfico ha ido en aumento constante, gracias a la dark net, facilitada por la corrupción, este último se describe como el “gran facilitador del crimen organizado”. La JIFE también declaró que es difícil medir el impacto de la legalización de la mariguana en California en 2016, salvo que se registró un aumento de su uso a nivel nacional en Estados Unidos, lo cual parece afectar el mercado del cannabis.
FUENTE: United Nations Office on Drugs and Crime. World Drug Report 2017. United Nations publications. May 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario