miércoles, 17 de octubre de 2018

¿Sabías qué?


A menos de un mes de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, el presidente Donald Trump confió en que el comportamiento de los demócratas hacia el nuevo magistrado de la Suprema Corte de Justicia, Brett Kavanaugh, hará que pierdan a su propia base de votantes en los comicios  y advirtió que Estados Unidos podría convertirse en Venezuela si ganan los demócratas.
FUENTE: LaChance, Mike. “Trumps: Far Left Democrat Base Would Turn America Into Venezuela”. American Lookout. 09-10-18.

martes, 16 de octubre de 2018

¿Sabías qué?


Dana Strickland se convirtió el 2 de octubre en la primera científica canadiense, y la tercera a nivel mundial, en ganar el Premio Nobel de Física gracias a su método para generar pulsos ópticos ultracortos y de alta intensidad, denominado Chirped Pulse Amplification (CPA).
FUENTE: Guerrero, Teresa. “Donna Strickland, tercera científica que gana el Nobel de Física en 117 años”. El Mundo. 03-10-18.


Don’t Believe the Hype About Trump’s Trade Deal with Canada and Mexico


El lunes 1 de octubre, en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump afirmó que el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés) “será un amanecer para la industria automotriz de Estados Unidos y para el trabajador automotriz estadounidense”, pero ¿sus palabras serás ciertas?
El escritor del periódico The New Yorker, John Cassidy, redactó en su artículo “Don´t Believe the Hype About Trump´s Trade Deal with Canada and Mexico” (lit. No creas en el entusiasmo por el acuerdo comercial de Trump con Canadá y México), que según expertos, es probable que los cambios con el nuevo arreglo sean mínimos. El USMCA cubre la totalidad del comercio entre los tres países, pero su punto central está en las disposiciones que afectan al sector automovilístico, que el presidente Trump y sus asesores consideran una industria clave, tanto económica como políticamente.
Con el fin de comprobar si las declaraciones del presidente Trump eran ciertas, John Cassidy se dio a la tarea de entrevistar a analistas veteranos de la industria automotriz, que han estado observando de cerca las conversaciones comerciales. La respuesta que obtuvo fue que “aunque el nuevo acuerdo es importante para resolver la incertidumbre y permitir que los fabricantes planifiquen con anticipación, es poco probable que tenga un impacto dramático en la forma de la industria automotriz”. Sam Fiorani, miembro de Auto Forecast Solutions, una firma de investigación con sede en Chester Springs, Pennsylvania, comentó que “No va a cambiar mucho la producción de un país a otro”. Desde otro punto de vista, Jeff Schuster, de LMC Automotive, una firma de investigación con sede en Troy, Michigan, estuvo de acuerdo y dijo que “No se anticipa ningún cambio significativo en la estructura general y en las tendencias de contratación”.
El nuevo acuerdo estipula que el 75% del contenido de los vehículos fabricados en América del Norte tendrá que ser originario de alguno de los tres países de Norteamérica para calificar para tarifas cero, en comparación con el TLCAN donde la cifra era del 62.5%. El acuerdo también dice que el 40% de las partes de cualquier vehículo libre de aranceles debe originarse en fábricas de “salarios altos”, que pagan a sus trabajadores al menos dieciséis dólares por hora promedio. Además, el número total de vehículos que se pueden importar desde Canadá y México sin aranceles tendrá un tope de 5.2 millones.
John Cassidy expone que una hoja informativa publicada por la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, informa que “los requisitos crearan un comercio más equilibrado y reciproco que respalde los empleos bien remunerados para los estadounidenses”. Acerca de esta información, Sam Fiorani señaló que las cifras “No tendrán mucho impacto en la industria, principalmente porque los objetivos que se han fijado están en el rango de donde están las cosas ahora” y  porque “Todo cae dentro de los rangos actuales.
Como conclusión, John Cassidy expone que debido a las razones mencionadas anteriormente los sindicatos han reaccionado con cautela ante el anuncio sobre el USMCA. Aunque reconocen que algunos de los acuerdos parecen ser favorables, los líderes sindicales de los Estados Unidos quieren saber cómo pretende la Administración Trump hacer cumplir el Acuerdo.
FUENTE: Cassidy, John. “Don’t Believe the Hype About Trump’s Trade Deal with Canada and Mexico”. The New Yorker. 10-02-18.

lunes, 15 de octubre de 2018

The Coming North American Digital Trade Zone


El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ahora renombrado como Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés), incluye disposiciones de comercio digital que llevan al área de libre comercio de América del Norte al siglo XXI.
En el artículo titulado  “The Coming North American Digital Trade Zone” y publicado en el sitio Council on Foreign Relations, se explica que en 1992, cuando se firmó el TLCAN, la red mundial aún no se había convertido en un verdadero mundo, en ese tiempo todavía faltaban 15 años para que saliera a la luz el iPhone. Por lo tanto, no es sorprendente que se necesitara una actualización para llevar el acuerdo entre los Estados Unidos, México y Canadá al siglo XXI.
Se ha hablado bastante acerca de las implicaciones del nuevo acuerdo para los automóviles y la leche, pero también contiene disposiciones de economía digital que tienen repercusiones importantes. En el artículo se señala que a pesar de que la administración Trump se retiró de la Asociación Transpacífico de Cooperación Económica (TTP por sus siglas en inglés), los negociadores del USMCA usaron el capítulo de comercio electrónico del TTP como base para las negociaciones. Las disposiciones más importantes que se tomaron del TPP, y las que tienen más probabilidades de encontrarse en el centro de una futura disputa comercial, son las que impiden la localización de datos. De hecho, la versión del USMCA es más fuerte que la del TPP, ya que incluso prohíbe la localización de datos con respecto a los servicios financieros, aunque lo hace bajo un conjunto diferente de reglas establecidas en el capítulo de servicios financieros. La localización de datos es la némesis del comercio digital, pues permite que las empresas extranjeras trabajen en un país sólo si construyen o arriendan costosas infraestructuras de datos independientes en ese país. La localización de datos limita así el acceso a servicios globales y sirve como el principal instrumento para el proteccionismo en la era de la información.
Más adelante, se expone la serie de innovaciones que aparecen en el capítulo de comercio digital del USMCA. En primer lugar, el capitulo de “comercio digital” es el primero en el tema que aparece en un acuerdo comercial. En segundo lugar, y lo más importante, Estados Unidos convenció a Canadá y México de aceptar una disposición de "Servicios informáticos interactivos" por el cual las plataformas de Internet no se hacen responsables de las acciones de sus usuarios. Por último, el capítulo contiene disposiciones inaplicables que favorecen los datos del gobierno, así como los enfoques de seguridad cibernética basados ​​en el riesgo.
Finalmente, aunque se han presentado opiniones encontradas respecto a los cambios en el antiguo TLCAN, en el artículo se plantea que hay de hecho algunas disposiciones que promueven significativamente el comercio por Internet en caso de que los tres países lo ratifiquen, pues el capítulo de comercio digital de USMCA representa el conjunto más fuerte de disposiciones comerciales digitales negociadas, al menos fuera del mercado único creado en la Unión Europea.
FUENTE: Guest Blogger. “The Coming North American Digital Trade Zone”. Council on Foreign Relations. 10-09-18.