miércoles, 28 de febrero de 2018

Remittances from abroad are major economic assets for some developing countries


Los números son un tema extensamente discutido en relación al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya sea por parte de mandatarios preocupados por un déficit injusto, ya sea por parte de figuras públicas defendiendo sus variados beneficios; lo cierto es que la migración puede significar un beneficio para las economías emergentes, sobre todo en el tema de las remesas. Drew DeSilver, articulista sénior del Pew Research Center muestra con números en “Remittances from abroad are major economic assets for some developing countries” el impacto que tienen las remesas, estimando a nivel mundial, en 2016, $574 mil millones de dólares de regreso a los países de origen, siendo tres veces superiores a la asistencia oficial para el desarrollo, según un informe del Banco Mundial. También las remesas tienden a ser más estables que otros tipos de flujos de capital externo, como la inversión privada o la ayuda al desarrollo. DeSilver indica que, para cinco países, las remesas de los ciudadanos en el extranjero equivalen a una cuarta parte o más de todo el producto interno bruto (PIB). Da varios ejemplos, uno de ellos es Nepal, que recibió un estimado de $6.6 mil millones de dólares en remesas, equivalentes al 31.3% de su PIB en 2016. Las remesas del exterior también igualaron más de un cuarto del PBI para Haití y Liberia, mientras que en otros nueve países, representó entre el 15% y el 25% del PIB.
DeSilver, Drew."Remittances from abroad are major economic assets for some developing countries". FacTank. Pew Research Center. 01-29-18.

No hay comentarios:

Publicar un comentario