viernes, 8 de diciembre de 2017

COMPORTAMIENTO DE LA ECONOMÍA DE CANADÁ EN EL TERCER TRIMESTRE DE 2017



La economía de Canadá disminuyó su ritmo de crecimiento (-0.4%) a lo largo del tercer trimestre de este año. Aún cuando el gasto de consumo final se incrementó en 1.0%, el efecto de la caída de las exportaciones (-2.7%) fue patente. A ello se agregó la persistente caída de la demanda interna, ésta mantuvo el mismo porcentaje registrado en los dos trimestres anteriores (-0.9%).

En el sector externo, las exportaciones declinaron (-2.7%), principalmente las exportaciones de bienes (-3.4%), atribuido a la caída de las ventas de vehículos automotrices y sus partes (-9.0) %, sobre todo los camiones ligeros y los automóviles de pasajeros –en el periodo, la industria automotriz experimentó paros laborales en sus plantas, pero también influyeron los cambios en los modelos, que se esperan de las unidades destinadas al mercado de Estados Unidos–. Las exportaciones de productos de minerales metálicos y no metálicos (-4.5%), los bienes de consumo (-3.1%), y los energéticos ( -1.9%) también contrajeron las ventas al exterior. Estas caídas fueron compensadas, en parte, con los servicios brindados por Canadá al resto del mundo (0.7%), especialmente los servicios comerciales privados (2.5%).

Las importaciones, por su parte, permanecieron casi en el mismo nivel de del trimestre anterior. Esto se debió a que la demanda de bienes del exterior declinó (-0.4%) al tiempo que las importaciones de servicios crecieron 1.3%. Por productos, aunque las compras de minerales metálicos y no metálicos y de maquinaria industrial aumentaron, no   fueron suficientes para atemperar la caída de las importaciones de la industria de la aviación y otro equipo de transporte y sus partes. Y con respecto a las importaciones de servicios, su comportamiento obedeció al incremento de los servicios de viaje. 

El gasto de consumo final de los hogares aumentó 1%, especialmente de servicios (1.3%) seguida de los bienes (0.6%) –es importante señalar que el mayor aumento de la demanda provino de los ciudadanos canadienses que radican en el exterior (7.2%), al verse favorecido su poder adquisitivo con la apreciación del dólar canadiense. 

El ritmo de crecimiento de la inversión de capital fijo disminuyó ligeramente (0.4%) con respecto al periodo anterior (0.7%), aunque aumentaron las inversiones en planta y equipo y la propiedad intelectual, lo hicieron a un ritmo inferior al del segundo trimestre; en cambio la inversión residencial declinó por segundo trimestre consecutivo. 

El debilitamiento de la inversión residencial apareció en todos sus renglones: las erogaciones de los hogares destinadas a la adquisición de viviendas registraron una caída por segundo trimestre consecutivo (-0.4%), este mismo comportamiento se advirtió en los costos de transferencia de la propiedad (-4.7%) y aunque en menor medida, también en los destinados a las renovaciones de las viviendas.

La formación bruta de capital fijo atenuó su ritmo de crecimiento (0.4%) –en el segundo trimestre creció 0.7%– al disminuir la inversión en plantas, comportamiento que fue compensado con el alza en las adquisiciones de maquinaria y equipo, así como los derechos pagados por la propiedad intelectual –en particular los relacionados con el software y la investigación y el desarrollo–.

Como ha ocurrido a lo largo del año, continuaron acumulándose los inventarios de las empresas, alcanzando la cifra de 17.2 miles de millones de dólares canadienses –monto que no se había registrado desde 2014– la mayor contribución a la acumulación de inventarios surgió en el comercio al mayoreo, mientras que en el comercio al menudeo predominó la acumulación de vehículos de la industria automotriz, vinculado con la importante caída de las exportaciones de automóviles y camiones ligeros.

En cuanto a los ingresos, los percibidos por los empleados aumentaron en términos nominales (1.3%), el mayor crecimiento experimentado desde hace tres años. Destacaron los sueldos y salaros percibidos por quienes laboran en las industrias productoras de bienes (1.9%).  Por regiones, las provincias de Ontario y Quebec continuaron siendo en las que más se incrementaron los salarios a lo largo del trimestre y, por otra parte, los empleados de la administración pública federal continuaron percibiendo los pagos retroactivos a sus salarios, conforme a los nuevos acuerdos salariales. En cambio, el superávit bruto de operación de las empresas declinó (-0.7%), esta situación se relacionó con el deterioro en las ventas de las compañías exportadoras, reflejadas también en la acumulación de sus inventarios.
Fuente consultada: “Statistics Canada, Gross domestic product, income and expenditure, third quarter 2017”, en http://www.statcan.gc.ca/daily-quotidien/171201/dq171201b-eng.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario